Vaso medio llenoLa felicidad en general depende mucho del enfoque con el que percibimos la vida.

Cuando somos personas que vemos el vaso medio lleno tenemos muchas más probabilidades de ser seres felices que cuando percibimos la vida como un vaso medio vacío. Los filtros con los que percibimos la vida son uno de los factores más importantes que contribuyen a nuestro estado de ánimo.

Sin embargo, podemos hacer ejercicios conscientes que rápidamente ayudan a cambiar el estado de ánimo en el que nos encontramos. Crear hábitos que nos ayudarán a tener enfoques más propensos a ser positivos, agradecidos y ver la vida con una perspectiva mucho más positiva, es una tarea que si perfeccionamos, nos dará una vida llena de momentos plenos y llenos de felicidad.

Aquí están algunas ideas de hábitos que son sumamente eficientes en generar un enfoque positivo y por lo tanto provocar mayor agradecimiento y felicidad en nosotros en nuestra cotidianidad.

  • Mantén una libreta en donde escribe por lo menos 3 cosas por las que estás agradecido todos. Está comprobado que cuando la gente se toma el tiempo en sus ocupadas agendas para apreciar y agradecer lo que tienen, aumenta sus niveles de felicidad.
  • Realiza 10 respiraciones conscientes y profundas durante el día. El oxigenar el cerebro y hacer respiraciones conscientes, relajan el cuerpo y la mente y ayudan a que entremos en estados de mayor contemplación y felicidad.
  • Escucha tu canción o melodía favorita, la música es un excelente instrumento para cambiar estados de ánimo y está comprobado que la música tienen efectos terapéuticos en nuestro cerebro. Al mismo tiempo, la música instrumental sin letra sirve para incrementar el desempeño.
  • Reconoce el gran trabajo de tus colegas. Al felicitar a tus compañeros de trabajo se crea un ambiente positivo y fértil para que otros hagan lo mismo contigo. Cuando nos enfocamos en lo que hacemos bien tendemos a ser más felices que cuando nos enfocamos en nuestras fallas y las de los demás.
  • Realiza acciones filantrópicas. Al sentirte útil y cubrir tus necesidades de contribuir con la humanidad te sentirás como un mejor ser humano. El hacer trabajos voluntarios y ser un buen samaritano es otra gran forma de incrementar tu nivel de felicidad de gran impacto.
  • Sonríe más seguido. Múltiples estudios dicen que la gente que sonríe con frecuencia tiene mayores grados de felicidad que la gente que solo usa su sonrisa de vez en cuando.

Si realizas tan solo algunas de estas prácticas de manera constante, verás que tu estado de ánimo se transformara en uno más relajado, positivo y en armonía.

Cuando tu enfoque está en las cosas maravillosas que pasan en la vida, tomarás conciencia de las cosas maravillosas que te pasan de a diario y podrás admirar los pequeños grandes milagros de la vida con mayor facilidad.